Barbacoas de Hierro

barbacoas de hierro

Se está aproximando el buen tiempo, ¡y llegó el instante de ponerse a llevar a cabo barbacoas! ¿Cómo? ¿Qué tu vieja barbacoa por el momento no sirve y tienes que comprarte una exclusiva? ¡No te va a ser ningún problema! ¡Puedes comprarte una espectacular barbacoa de hierro!

Sí, sí de hierro. Y en este preciso momento te vamos a ofrecer las causas por las que deberías adquirirla, de esta forma como vas a estudiar cuál es el más destacable cuidado que puedes ofrecerle y la manera más óptima de sacarle todo su capacidad.

📌 Menú Rápido
  1. Tipos de barbacoa de hierro
  2. ¿Qué virtudes tienen las barbacoas de hierro?
  3. ¿La barbacoa de hierro es impecable para ti? ¡Descúbrelo!
  4. El cuidado de una barbacoa de hierro

Tipos de barbacoa de hierro

Precisamente no hay muchos tipos de barbacoas de hierro como hay de una barbacoa de obra, pero, de a poco, se los listados de las considerables marcas se fueron ampliando, agregando modelos cada vez más compactos y servibles.

  • Con campana: Es a lo mejor uno de los modelos últimos. Esta clase de barbacoas simulan el diseño de las barbacoas de obra con campana, solo que siendo de hierro fundido. Son excelentes para cocinar carnes, pero tienen el inconveniente que tienen que estar fijas en una esquina de la vivienda, de esta forma como que necesitan de más grande cuidado que el resto de modelos.
  • Sin tapa: Son los modelos más baratos del mercado. Una barbacoa de hierro que se compone por una o dos parrillas, una región de trabajo y unos cuantos baldas para almacenar los utensilios de cocina. Por lo general, tienen forma cuadrado.
  • Con tapa: Son las superiores para llevar a cabo la carne, verduras y pescados. El sistema no es muy distinta al de las barbacoas sin tapa, solo que de estos modelos logramos hallar tanto con forma redonda como cuadrado. Tienen termómetros para medir la temperatura, y algunas funcionalidades plus para cocinar mejor los comestibles.
  • Con ruedas: ¿Solo vas a sacar la barbacoa ocasionalmente? ¿La vas a campings? Te interesará entonces que sea una barbacoa de hierro con ruedas. Los modelos más baratos tienen la posibilidad de ser un inconveniente, porque las ruedas tienden a ser de plástico duro. Pero hay diseños muy baratos con ruedas que se desplazan realmente bien por algún lote.
  • Fija: Este tipo de barbacoas están diseñadas para estar montadas en un solo sitio. Si se quiere llevar a otro, hay que desmontarla cada vez. Puede ser con tapa o sin tapa.
  • Parrilla: Un diseño portátil para lograr utilizar la barbacoa dónde desees. Tiene la posibilidad de tener o no tapa, y son ideales para utilizar en el jardín, balcón, terraza o en un camping. Si eres bastante de llevar a cabo barbacoas en el exterior, ¡necesitarás esta!

¿Qué virtudes tienen las barbacoas de hierro?

No te vas a gastar el dinero en una barbacoa de hierro si no te va a sugerir alguna virtud en relación a otros tipos, ¿verdad? ¡Esto es todo lo que te beneficiarás si te compras una!

  • Son muchísimo más económicas que una barbacoa de obra o de acero inoxidable.
  • El hierro es un material que mantiene más el calor, por lo cual son ideales para llevar a cabo cualquier clase de carne, pescado o verdura.
  • Se tienen la posibilidad de cocinar los comestibles tanto con carbón como con leña. Aunque hay modelos que solo aceptan un solo tipo de combustión.
  • Algunos modelos tienen diferentes escenarios en la parrilla, o con zonas en las que no llega tanto el calor, lo que facilita cocinar los comestibles con diferentes puntos de cocción.
  • No ocupa tanto espacio como una de obra o de hierro fundido, logrando guardarla cuando no la vayas a utilizar.
  • Hay modelos portables chicos, que pesan muy poco. ¡Por lo que los tendrás la posibilidad de llevar a algún lugar!
  • Son resistentes a golpes y a las propiedades del ambiente, por lo cual no necesitan de tanto cuidado. No obstante, sí que requieren una limpieza algo más recurrente que otros modelos.

¿La barbacoa de hierro es impecable para ti? ¡Descúbrelo!

Ya conoces sus virtudes, pero en este momento tienes que hacerte una pregunta: ¿es la barbacoa de hierro la ideal para ti? ¡Ahora lo comprobaremos!

  • Espacio: La enorme virtud de esta clase de barbacoas es que no necesitan de tanto espacio como otros modelos, salvo que compres una con campana. Solo tienes que inquietarte al sacarla es que esté en una área lisa, a ser viable de madera o piedra, y listo. ¡Luego la guardas otra vez en el estacionamiento y se acabó!
  • Presupuesto: En el mercado te vas a encontrar con toda clase de barbacoas de hierro, algunas con costos muy accesibles de unos 50 euros y otras que tienen la posibilidad de llegar muy bien a los 500. Esa es una enorme virtud de estos modelos, ¡qué hay muchos que cuesta bastante no ofrecer con uno que se ajuste a tu presupuesto!
  • Frecuencia de uso: ¿Eres de llevar a cabo barbacoas esporádicamente? Entonces las barbacoas de hierro son ideales para ti. Ya que la mayor parte de modelos se tienen la posibilidad de desarmar, o son portables, la puedes sacar cuando no la vayas a usar y dejar el espacio libre para otras ocupaciones. Y si eres de llevar a cabo muchas, ya conoces que puedes comprarte una parrilla chiquita para cocinar.
  • Ubicación: Saber dónde detectar tu barbacoa es clave, e igual no tienes el sitio correcto para esta. Una barbacoa de hierro debe estar sobre una área lisa, tratando evadir que sea de césped. Si tienes una terraza de madera, va a ser especial. Aunque siempre va a venir mejor que la área sea de piedra.

El cuidado de una barbacoa de hierro

Aunque las barbacoas de hierro en la actualidad están diseñadas para lograr realizar frente a las propiedades del ambiente, ello no significa que no poseas que hacerle un reducido cuidado ocasionalmente.

Primero de todo, va a estar la limpieza luego de cada uso. Sino la realizas, los trozos de carne se pegarán a la parrilla, y el carbón se va a quedar pegado a las paredes. Después cuesta bastante retirarlo, por eso hazlo luego de cada uso. En segundo lugar, podría estar la limpieza general que habría que hacerla cada cinco o seis usos, para sacar algún resto de carbón, hollín o de comida que logren estropear el gusto de los platos que prepares.

Y, terminando, un cuidado para contribuir a que la composición esté en todo instante en estado impecable, para lo que tendrás que tratar el hierro con materiales particulares, y de paso ofrecerle ocasionalmente una aceptable cubierta de pintura. ¿Te atrae estudiar a cómo limpiar una barbacoa de hierro? ¡Sigue los pasos que aquí te indicamos!

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que obtengas la mejor experiencia. Haciendo click “ACEPTO” das tu consentimiento para el uso de todas las cookie Política de Cookies